Una Luciérnaga Entre...

11/03/2013

“ Una luciérnaga entre los musgos brilla”.

 

 

 

Salimos a dar un paseo bajo la lluvia, disfrutando de los aromas del campo, los arroyos que nacen por cualquier vaguada,  con mi perra Sabrina correteando por allí tan contenta y el cielo que entre azules muy puros se dibujaba como un cuadro romántico de Turner o de Constable….. o de Nashsmith.

 

Y sobre el granito, los musgos brillaban con sus gotas de agua tan suavemente colocadas. Y me acordé de Rosalía de Castro, de su tierna melancolía, de lo que me gustan estos días bañados de agua y tan misteriosos, de su poema “una luciérnaga entre los musgos brilla”. Y sí,  creo que tengo algo de planta verde, de musgo en mi interior: adoro estos días encapotados, andar por ahí sin rumbo fijo bajo mi paraguas rojo.

 

 

“Una luciérnaga entre el musgo brilla y un astro en las alturas centellea; abismo arriba, y en el fondo abismo; ¿qué es al fin lo que acaba y lo que queda? En vano el pensamiento indaga y busca en lo insondable, ¡oh ciencia! Siempre, al llegar al término, ignoramos qué es al fin lo que acaba y lo que queda. Arrodillada ante la tosca imagen, mi espíritu, abismado en lo infinito, impía acaso, interrogando al cielo y al infierno a la vez, tiemblo y vacilo. ¿Qué somos? ¿Qué es la muerte? La campana con sus ecos responde a mis gemidos desde la altura, y sin esfuerzo el llanto baña ardiente mi rostro enflaquecido. 

 

 

 

Una luciérnaga entre el musgo brilla.

Rosalía de Castro.

 

 



© 2007 Copyright Flores Don Zoilo S.L
TELEFONO DE CONTACTO 902 100 666.